Preguntas frecuentes

 ¿De qué trata El libro de Urantia?

   Ningún resumen puede hacer justicia a las ideas profundas, a los conceptos originales y al carácter innovador que distingue a El libro de Urantia de todo lo que se ha impreso. El libro proporciona ideas intensamente emotivas que podrían transformar la vida humana e inspirar a todos los hombres y mujeres de nuestro planeta, Urantia. El mensaje central es que todos los seres humanos son una sola familia, hijos e hijas de un solo Dios: el Padre Universal.

    Los autores nos instruyen sobre el origen, la historia y el destino de la humanidad, y sobre nuestra relación con Dios. También presentan una narración única y convincente de la vida y las enseñanzas de Jesús; abren nuevas perspectivas de tiempo y de eternidad y revelan nuevos conceptos de la siempre ascendente aventura del hombre de encontrar al Padre Universal en nuestro universo amigable y cuidadosamente administrado. Los puntos de vista de la ciencia, la filosofía y la religión presentados en El libro de Urantia son quizás la integración más clara y concisa de estos temas disponibles para el hombre contemporáneo.

    Si consideramos los muchos miles de personas que han comprado, leído y estudiado El libro de Urantia, no hay duda de que este puede hacer una contribución significativa al pensamiento religioso y filosófico de todos los pueblos. Realmente tiene el potencial para remodelar el destino del mundo. Una y otra vez, personas de todo el mundo han descubierto que las verdades de El libro de Urantia las han impresionado profundamente y han cambiado su vida, y las han inspirado y estimulado a lograr nuevos niveles de crecimiento espiritual y vida iluminada.

    Los autores de El libro de Urantia no describen ni abogan por una nueva religión organizada. Se basan en la herencia religiosa del pasado y del presente para fomentar una religión personal y viva, basada en la fe y en el servicio a los demás. Este despertar espiritual lanzaría una nueva y mejorada era de relaciones humanas, para que podamos hacer realidad la hermandad social en nuestro planeta y lograr una paz duradera y buena voluntad a través de la transformación espiritual de cada individuo y de toda la humanidad.

 ¿De dónde viene El libro de Urantia?

    En respuesta a las preguntas sobre los orígenes de El libro de Urantia, nuestra mejor fuente de información es el libro mismo. Los documentos de las partes I, II y III se completaron en 1934 y 1935, tal como se afirma en la última página de cada sección. El libro no da una fecha específica de finalización de la parte IV. No hay partes adicionales o no publicadas del libro. La sección “Índice de materias” (página vii a la xii), presenta una lista de los autores de cada documento, principalmente por su orden de seres. Diferentes secciones del libro describen estos órdenes; pueden dirigirse al “Contenido del libro” para buscar las secciones apropiadas. Los agradecimientos de las páginas 16 y 17 y la sección 8 que comienza en la página 1341 hacen referencia a las fuentes humanas de los contenidos del libro. Los límites de la revelación se presentan en las páginas 1007, 1008 y 1109. Pueden dirigirse al último párrafo de la página 865 para obtener una explicación del papel de los seres intermedios, y a las páginas 1208-9 y 1258 para obtener referencias al sujeto humano implicado en la revelación.

    Existe mucha especulación acerca de los orígenes físicos de El libro de Urantia. La información sobre el papel específico de los individuos implicados y la manera exacta en que se transmitió el libro se nos ha ocultado sabiamente para evitar una atención indebida hacia los individuos y los orígenes del libro. Sabemos sin embargo que, a principios del siglo XX, un médico que ejercía en Chicago se convirtió en el jefe de un grupo conocido como la Comisión de Contacto. Este pequeño grupo fue el punto focal de la producción del texto final de El libro de Urantia y su custodio principal. Se les hizo jurar que no revelarían detalles sobre las transacciones, con el fin de evitar que las generaciones futuras veneraran a los participantes. Debido a su naturaleza reveladora, el libro se basa en su propio mérito, naturaleza y contenido. El verdadero valor de El libro de Urantia no radica tanto en sus orígenes como en el contenido espiritualmente significativo de su mensaje.

    A medida que se transcribía el contenido de El libro de Urantia, se leían los Documentos Urantia y se pedían preguntas al «Foro», un grupo que se reunía regularmente para debatir en casa del doctor. Las respuestas a estas preguntas fueron incorporadas a los documentos. Estos primeros lectores formaron el primer grupo de creyentes en la revelación y se comprometieron con la misión de llevar las enseñanzas de El libro de Urantia a toda la humanidad.

 ¿Quién escribió El libro de Urantia?

    El libro de Urantia fue publicado por la Fundación Urantia en 1955. Los autores de los documentos individuales se identifican como varios órdenes de seres celestiales. El libro afirma que es la primera revelación de época para la humanidad desde la llegada de Cristo a nuestro planeta. La sección “Índice de materias” (página vii a la xii), presenta una lista de los autores de cada documento, principalmente por su orden de seres. Diferentes secciones del libro describen estos órdenes; pueden dirigirse al “Contenido del libro” para buscar las secciones apropiadas. Los agradecimientos de las páginas 16 y 17 y la sección 8 que comienza en la página 1341 hacen referencia a las fuentes humanas de los contenidos del libro. Los límites de la revelación se presentan en las páginas 1007, 1008 y 1109. Pueden dirigirse al último párrafo de la página 865 para obtener una explicación del papel de los seres intermedios, y a las páginas 1208-9 y 1258 para obtener referencias al sujeto humano implicado en la revelación.

 ¿Qué es “Urantia”?

    Según los autores de El libro de Urantia, «Urantia» es el nombre de nuestro planeta. El libro narra una estimulante historia sobre la vida humana en nuestro planeta y combina e integra muchas ideas fascinantes en la ciencia, la filosofía, la historia y la religión, proporcionando así una visión unificada de la realidad. El libro narra la historia de nuestro planeta desde el momento en que comenzó, y nos cuenta cómo evolucionó la vida y se desarrolló la sociedad humana. Combina estas ideas con información sobre el destino de nuestro planeta y cómo se relaciona con el cosmos, al mismo tiempo que revela profundos conocimientos sobre la naturaleza de Dios y describe Sus planes para nosotros como individuos y como especie. Detalles físicos: la parte III del libro, “La historia de Urantia”, comienza en la página 651. El autor describe la nebulosa de Andronover y el origen de nuestro sistema solar, y a continuación afirma que la historia propiamente dicha de nuestro planeta comenzó hace 1.000.000.000 de años, cuando el planeta había alcanzado más o menos su tamaño actual. Alrededor de ese tiempo se le dio a nuestro planeta el nombre de «Urantia» [pág. 660, párrafo 3].

¿Es esta una nueva religión?

    El libro de Urantia no aboga por una nueva religión. Más bien, las enseñanzas de El libro de Urantia están destinadas a construir sobre las verdades espirituales que existen en todas las religiones del mundo y añadir una visión ampliada de la Deidad y del cosmos que sea proporcional al pensamiento moderno. El punto de vista del libro se basa en la herencia religiosa del pasado y del presente; está diseñado para actuar como ingrediente fermentador del pensamiento y los sistemas de creencias del mundo moderno. La Urantia Book Fellowship no busca iniciar una nueva religión. Está comprometida con la diseminación del libro y sus enseñanzas, cuyo propósito es expandir la conciencia cósmica y mejorar la percepción espiritual para lograr un rejuvenecimiento espiritual entre los pueblos del mundo.

   No hay iglesia ni jerarquía ordenada asociada con el libro y sus enseñanzas. Hay grupos y asociaciones de lectores de todo el mundo que se reúnen para estudiarlo y confraternizar. Sin embargo, no hay una interpretación oficial del libro y ningún cuerpo autoritario que dicte a los lectores. Toda organización formal de lectores suele existir con el propósito de coordinar y comunicar a sus miembros las actividades de los lectores, fomentar el estudio del libro, diseminar las enseñanzas y mantener a las personas en contacto entre sí.

   Muchas personas que leen y creen en El libro de Urantia, sin importar de qué religión o denominación provengan, descubren que este no quita nada de la esencia de sus creencias espirituales existentes. Aunque pueda desafiar sus creencias en parte de la teología tradicional y en los dogmas de sus religiones, muchos han dicho que haberse convertido en lectores de El libro de Urantia los ha hecho ser mejores cristianos, musulmanes, budistas o judíos. Muchos permanecen activos en sus Iglesias y religiones tradicionales.

PUBLICACIONES

Powered by Wild Apricot Membership Software